El CEI se organiza bajo la supervisión y vigilancia constante de diferentes grupos de personas: La Asamblea de Socios en primerísimo lugar, pues son a quienes debe su existencia, la suma del esfuerzo de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros, La Asociación Mexicana de Agentes de Seguros y de Fianzas, finalmente de la Asociación Mexicana de Instituciones de Garantías.   De ellos, se recibe el capital necesario para operar, así como el ideario que motiva la operación y vigilan y sancionan el correcto uso de recursos y el rumbo de sus objetivos.

Como segundo grupo en su relevancia, está el Consejo de Administración quien supervisa con mayor detalle las actividades específicas de la empresa; así mientras la Asamblea de socios supervisa la estrategia general, los objetivos a mediano y largo plazo, el Consejo de Administración está en el plano táctico, revisando que las acciones en el corto plazo, de buen uso de los recursos humanos, materiales y financieros que lleven al cumplimiento trimestral y anual de sus obligaciones.

El Comité Técnico lo conforman personas de altísima competencia profesional, conocimiento del sector, reconocida reputación moral y profesional. Su trabajo es totalmente altruista; es decir, no cobran al CEI por su detallada supervisión en la tarea técnica encomendada para realizar pruebas que efectivamente se alineen al perfil profesional del intermediario para cada módulo y cédula disponible.   Los estatutos de la empresa, disponen que sea el Comité Técnico quien avale las acciones en la creación, mantenimiento y diseño de pruebas para intermediarios, garantizando que las acciones tomadas por el CEI estén en todo momento encaminadas a las exigencias del regulador, como la ambición profesional para garantizar las competencias del intermediario en sus diversos aspectos.

El órgano regulador del sector, la Comisión Nacional de Seguros y Fianzas conforme a lo previsto en las leyes secundarias, particularmente a lo establecido en la Circular Única de Seguros y de Fianzas, tiene la potestad de supervisar cualesquiera de los niveles que conforman al CEI; es por ello, que se ha dibujado de modo vertical su influencia, ya que igual puede supervisar cualquier área y nivel de la empresa.

Finalmente, bajo la mirada del Director General, operan tres subdirecciones cada una responsable de actividades cruciales para garantizar una calidad óptima: Una subdirección de Evaluación que mide día a día la evolución en la vida de un reactivo o pregunta de examen, para sustituirlo cuando estadísticamente haya dejado de ser pertinente, coordina al grupo de redactores, verifica que cada prueba módulo por módulo, siga teniendo el balance dictado en su momento por el Comité Técnico, etc.  Otra subdirección está a cargo de la propia operación en el sentido de la aplicación de pruebas, cobro de exámenes, correcto manejo de los recursos materiales y finalmente una tercera subdirección responsable del funcionamiento adecuado de los sistemas, las redes de comunicación de todo tipo y la contabilidad del CEI, ya bien a través de recursos propios o con la ayuda de tercerías especializadas.

//http://www.examencei.com.mx/wp-content/uploads/2017/01/organigrama.png